SÍNDROME DE DOLOR LUMBAR AXIAL, DE TIPO FACETARIO

3263732670_1a1206e91a.jpg

Introducción

 

El dolor lumbar y cervical es frecuente y, al menos el 70% de la población, sufrirá un episodio durante el transcurso de su vida (Batti, 2006; Deyo, Mirza y Martin, 2006).

 

El dolor axial de origen degenerativo tiene una base anatómica compleja, con múltiples fuentes de origen posibles (Sizer, Phelps y Matthijs, 2001):

  • degeneración discal,
  • artrosis facetaria,
  • dolor derivado de musculatura,
  • ligamentos,
  • tejido neural.

A esta base biológica se debe incluir también el componente psicosocial que influye tanto en el desarrollo como en la cronicidad del cuadro (Carragee y Hannibal).

 

La mayoría de las veces se resuelve de forma espontánea (Deyo y Phillips, 1996), lo que permite un tratamiento sintomático, sin conocer una causa anatómica específica. Sin embargo, aproximadamente un 1% del dolor axial puede hacerse permanente y requiere estudios y manejos más complejos.

 

Síndrome de Dolor Lumbar Facetario

 

En el síndrome de dolor lumbar facetario, existe dolor más allá de la región lumbar, pero este dolor referido sigue un patrón esclerotómico y no dermatómico. Por este motivo, la irradiación se extiende hacia un territorio de inervación compartido de las estructuras lumbares bajas, es decir, hacia la región ilíaca y crural, sin sobrepasar la rodilla. Están ausentes las disestesias tan características del dolor radicular.

 

Debido al componente articular de este dolor, comparte las características de dolor que son

típicas de la sinovitis o artrosis: dolor de inicio de movimiento, presente a la carga y ausente a la distracción articular (Tomé-Bermejo, Barriga-Martín y Martín, 2011).

 

Los pacientes con síndrome facetario suelen manifestar dolor de inicio del movimiento frente al cambio posicional y ausencia o mínimo dolor a la marcha. En el examen clínico, se destaca la relativa ausencia de dolor a la flexión lumbar y la reproducción del dolor frente a la carga articular en extensión lumbar o extensión-rotación. Los pacientes también suelen presentar dolor a la presión directa de las facetas en la columna lumbar.

 

Manejo

Inicialmente el manejo de toda artrosis debe consistir en cambios en el estilo de vida, las mas importantes bajar de peso y dejar de fumar, seguido de una fisioterapia intensa. Los medicamentos que podemos utilizar serían los aines como diclofenaco y también se puede utilizar los derivados de la vitamina B.

Si el paciente no consigue una mejoría completa de sus síntomas se puede utilizar métodos no invasivos como infiltraciones o radiofrecuencia, que deben ser realizados por un médico idóneo.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

20 − 3 =




PORQUE NOS IMPORTAS





Nacemos con el objetivo de brindar orientación especializada e individualizada para las necesidades de toda persona que realice actividad física de manera competitiva, recreativa, terapéutica.

ESTAMOS PARA SERVIRTE

¡Contactanos ahora!

Tu nombre*
Asunto*
Tu Correo*

[recaptcha]

Mensaje
¡Síguenos en Instagram!